Saltar al contenido

Cédula de habitabilidad


Qué es la Cédula de habitabilidad?

La Cédula de Habitabilidad es el documento que acredita el cumplimiento de las condiciones mínimas de habitabilidad de una vivienda, de acuerdo con lo que establece la ley 18/2007 de 28 de diciembre, del derecho a la vivienda, y el Decreto 141/2012, sobre condiciones mínimas de habitabilidad.

La cédula de habitabilidad es, por tanto,  la garantía de una vivienda, conforme puede ser residencia de personas, en condiciones dignas, (habitabilidad, salubridad y seguridad) según la normativa vigente.

El documento administrativo describe los siguientes datos:

  • Dirección de la vivienda
  • Piezas que contiene la vivienda
  • Superficie útil total interior
  • Ocupación máxima de personas que pueden vivir en ella
  • La Referencia catastral
  • Con la entrada en vigor del Decreto 141/2012 se modificó el informe añadiendo un apartado donde el técnico certifica la habitabilidad y si la vivienda tiene la cédula de habitabilidad anterior de primera ocupación, cédula habitabilidad anterior de segunda ocupación y su número, o si no tiene cédula de habitabilidad anterior. En este último caso debe indicarse si la fecha de construcción es anterior al 11 de agosto de 1984, aportando uno de los documentos acreditativos de la antigüedad de la vivienda, que listamos a continuación;
  • Primera inscripción registral de declaración de obra nueva.
  • Escritura pública donde conste el uso de la vivienda.
  • Aceptación de herencias.
  • Certificado municipal acreditativo de la antigüedad como uso de vivienda.
  • Licencia de obras o plano de licencia de obras
  • Planos visados del proyecto de ejecución
  • Certificado final de obra visado
  • Certificado del Catastro que justifique el año desde el que consta con uso vivienda
  • Fotografía aérea del Institut Cartogràfic del año de construcción y fotografía aérea actual (para comprobar que es la misma construcción). Es sólo válido para unifamiliares.
  • Hoja del Catastro OVC sólo para unifamiliares.
  • Otros documentos expedidos delante federatario público.
  • Si la vivienda fue construida con posterioridad al 11 de agosto de 1984 y no dispone de cédula otorgada anteriormente, el técnico deberá presentar un certificado de solidez del edificio. 

La cédula de habitabilidad es otorgada por la “Generalitat de Catalunya”, “Departament de Medi Ambient i Habitabilitat”, basándose en el documento emitido por un arquitecto o un arquitecto técnico y visado por el correspondiente colegio profesional.

Y es necesaria para garantizar la habitabilidad en los contratos de alquiler, en la compraventa de una vivienda, la exige el notario, o para dar de alta el suministro de servicios como agua, luz, gas o telecomunicaciones, ya que las empresas suministradoras lo solicitan, según la ley 18/2007.

Qué fincas deben tener la Cédula de habitabilidad

Todo inmueble que sea vivienda, sobretodo cuando queramos:

  • Alquilar
  • Vender
  • Dar de alta servicios como el agua, la luz, el gas o telecomunicaciones.
  • Cuando haya modificaciones en la superficie útil o  sean alteradas las condiciones de habitabilidad

Aclaración para viviendas de protección oficial: Para dichas viviendas la calificación definitiva sustituye la cédula de habitabilidad y garantiza la habitabilidad en el caso de nuevas promociones, para la primera transmisión. Pero para segundas transmisiones, es necesario pedir la cédula de habitabilidad de segunda ocupación.

Anotación: es posible realizar la compraventa de una vivienda que no tiene  cédula de habitabilidad y no cumple las condiciones mínimas de habitabilidad, si existe un informe de un técnico, Informe de Transmisión, que garantiza el cumplimento de las condiciones de habitabilidad una vez se hayan realizado obras de rehabilitación.  Por supuesto, para ello el técnico debe estudiar detenidamente las posibilidades reales de la vivienda.

Quién debe solicitar la cédula de habitabilidad

El propietario de un inmueble es el responsable de solicitar la cédula de habitabilidad.

Aclaración: en el documento del técnico consta el “propietario” y el “solicitante”, el segundo puede ser el mismo propietario u otra persona, como por ejemplo el profesional que realice las gestiones.

Trámite y Caducidad de la Cédula de habitabilidad

En líneas generales hay cinco pasos:

  • Visita del arquitecto técnico a la vivienda.
  • Realización del informe del técnico (Certificado técnico y solicitud de cédula de habitabilidad)
  • Visado del informe en el colegio profesional del técnico.
  • Entrada y registro de la Cédula de habitabilidad  en el “Departament de Medi Ambient i Habitatge de la Generalitat de Catalunya”.
  • Expedición de la Cédula de habitabilidad de la vivienda por parte del “Departament de Medi ambient i Habitatge de la Generalitat de Catalunya”.

El propietario de la vivienda contacta con un técnico competente como nosotros, arquitectos técnicos.

Visitamos e inspeccionamos la vivienda, y si cumple todas las condiciones mínimas de habitabilidad, tomamos datos y aconsejamos a la propiedad en todo aquello que nos quiera consultar o debamos comentarle.

Documentos que la propiedad debe facilitarnos durante la visita a la vivienda;

  • La cédula de habitabilidad anterior, de primera o segunda ocupación, si tiene.
  • Fotocopia del recibo del IBI, a poder ser el último o reciente.
  • Fotocopia de la Escritura Pública de la vivienda.

El documento del técnico, compuesto de certificado técnico y  solicitud para obtener la cédula de habitabilidad, debe ser Visado en el Colegio oficial profesional del técnico, en nuestro caso el “Col.legi d’Aparelladors i arquitectes Tècnics de Barcelona”, y entrado en el registro del “Departament d’Habitatge de la Generalitat”, que es el Organismo Oficial que otorgará la Cédula de habitabilidad y la entregará a la propiedad.

El “Departament d’ Habitatge” tramita la cédula de habitabilidad en un plazo de 30 días aproximadamente, durante este plazo, la propiedad puede consultar, si quiere, el estado del trámite llamando al teléfono 012 o en la web http://www.gencat.cat , facilitando el número de expediente.

Realizado el trámite de registro y mientras la propiedad espera la concesión de la cédula. Nosotros enviamos por correo electrónico a la propiedad, los datos del trámite, número de expediente y código ID del trámite, para cualquier consulta que el cliente quiera realizar a la administración pública sobre el proceso de tramitación de su cédula.

La entrega de la Cédula de habitabilidad, al cabo de un mes aproximadamente,  puede ser presencial o por correo. En el primer caso la propiedad debe recogerla en las dependencias del “Departament d’Habitatge” y en el segundo caso, la recibe via carta certificada en su casa. No recomendamos la primera opción , dado que debe ser la propiedad quien llame de vez en cuando a la administración  (tel. 012) para saber si ya tiene concedida la Cédula.

NOTA: En el caso que el propietario decidiera que el técnico sólo realizara el informe visado, y fuera el propietario quien gestionara el trámite, cabe aclarar que el informe del técnico tiene una validez máxima de 12 meses para ser registrado en “Habitatge”.

Todo el trámite tiene una duración de 25 a 40 días, entre la visita al inmueble y la concesión de la Cédula de Habitabilidad.

Según el decreto vigente 141/2012;

La cédula de habitabilidad de 1ª ocupación caduca cada 25 años.

La cédula de habitabilidad de 2ª ocupación caduca cada 15 años.

La cédula de habitabilidad de 1ª ocupación en rehabilitación caduca cada 15 años.

Donde registrar la cédula de habitabilidad en Cataluña

En Catalunya, el Organismo oficial competente para registrar las cédulas de habitabilidad son ” Els Serveis Territorials d’Habitatge, Departament de Medi Ambient i Habitage.

La sede central del “Departament d’Habitatge” se encuentra en Barcelona.

Barcelona: c/ Aragó, 244-248.   93.214.70.00

Gerona: c/ dels Banyoles, 17.    972.20.37.74

Lérida: c/ del Dr. Fleming, 17.  973.26.21.99

Tarragona: c/ d’Anselm Clavé, 1   977.21.65.62

Tortosa: c/ de Sant Ildefons, 6.   977.44.87.75

En algunos municipios hay Consejos Comarcales u Oficinas de la vivienda que permiten realizar el trámite. Se puede consultar el listado actualizado o en  http://www.gencat.cat o llamando al teléfono 012.

Els “Serveis Territorials d’Habitatge” tienen la competencia de realizar si quieren  cuantas inspecciones consideren oportunas a las viviendas que solicitan la cédula de habitabilidad, y de sancionar cualquier irregularidad o incumplimiento.

Situación más común a la hora de tramitar la cédula de habitabilidad

A continuación les relatamos una de las situaciones más comunes a la hora de tramitar  la cédula de habitabilidad, con tal de que puedas evaluar si te encuentras en una situación similar y conozcas como proceder.

“Maria” necesita la cédula de habitabilidad para alquilar su piso a un inquilino nuevo. Tiene prisa, porque el inquilino quiere  firmar el contrato ya, pero… a Maria le han dicho que necesita el número de la cédula, y se ha quedado con expresión de no saber qué le piden ni qué hacer.

Tranquila Maria, te lo explicamos: Primero busca entre los documentos de escrituras y otros papeles sobre este piso a ver si tienes la cédula de habitabilidad.

A Maria le puede pasar que:

1.- Sorpresa! SI, ha encontrado el documento y no está caducado. Perfecto ya lo puedes entregar para formalizar el contrato de alquiler.

2.- Si ha encontrado en documento, PERO está CADUCADO. Entonces debes contactar con un arquitecto técnico o arquitecto para que visite tu vivienda y realice el certificado y la solicitud para pedirla en la administración.

3.- Oh ! NO encuentra el documento. En primer lugar debes llamar al 012 para consultar si tu piso tiene otorgada cédula, y por tanto el documento original se extravió en algún momento, o si nunca ha tenido.

3a.- Si en la administración te confirman que tiene cédula de habitabilidad otorgada y es vigente, Maria debes solicitar duplicado de la misma.

3b.- Si en la administración te confirman que tiene pero está caducada o te dicen que no ha tenido nunca, debes llamar a un arquitecto o arquitecto técnico como nosotros.

A! Maria comentarte que: La cédula de habitabilidad es el documento oficial que garantiza que la casa cumple las condiciones necesarias para vivir en ella. La cédula de primera ocupación se otorga a las casas acabadas de construir, nuevas. Y cuando este documento caduca, su renovación es ya una cédula de segunda ocupación  es decir, para vivienda usada. Y todas las cédulas otorgadas antes de 2004 tienen una vigencia de 10 años. Las otorgadas entre 2004 y 2012 tienen una vigencia de 15 años, y a partir de 2013, las de 1ª ocupación caducan a los 25 años, las cédulas de rehabilitación a los 15 años y las de segunda ocupación caducan a los 15 años.

Si un técnico ha de visitar el piso; Maria has de tener preparada la siguiente  documentación:

1.- Fotocopia de la escritura del piso, para conocer el año de construcción del inmueble y su uso, que debe ser “vivienda”, nunca local si quieres obtener la cédula.

2.- Fotocopia de uno de los últimos recibos del IBI, para comprobar la referencia catastral.

3.- La cédula anterior caducada, si es el caso.

Durante la visita el arquitecto técnico comprobará que el piso cumple la normativa vigente, contabilizará y medirá sus estancias, tomará nota de los datos del propietario y vivienda y recopilará toda la documentación solicitada.

El técnico visará el certificado y solicitud de la cédula en el colegio oficial profesional correspondiente.

Y finalmente sólo quedará realizar el registro en la administración, y lo puede hacer el mismo técnico o el solicitante de la cédula. Maria decide.

En Catalunya, el departamento de la administración que concede  la cédula de habitabilidad es el Departament d’Habitatge, cuya sede central está en la calle Aragón, 244-248 de Barcelona.

Qué es La cédula de segunda ocupación

No tener cédula de segunda ocupación ni de primera ocupación, es bastante frecuente. Años atrás no se exigía siempre para dar de alta los servicios de agua, luz o gas, e incluso se podían realizar contratos de alquiler o ventas sin cédula de habitabilidad.  Poco a poco se ha exigido la aplicación de las normativas de habitabilidad. En Cataluña desde los años 80 se ha actualizado la normativa unas siete veces.

La cédula de vivienda usada es importante porque marca los mínimos para considerar ese espacio que es nuestra vivienda, un lugar seguro y confortable para poder vivir en él. Es una garantía para quien la habita, para un nuevo inquilino o comprador.

La normativa de habitabilidad acota básicamente los espacios mínimos que debe tener una vivienda, y las condiciones  de cada uno de estos espacios, superficies, anchuras de paso, altura libre, ventilaciones, etc… También se comprueban protecciones de desniveles o condiciones mínimas para las instalaciones de luz, agua y gas. En el documento de la cédula de habitabilidad se anotan los datos de la vivienda, como son la dirección y la referencia catastral, el número y tipo de piezas, la superfície útil interior aproximada y la ocupación o número máximo de personas que lo pueden habitar.

Actualmente para obtener la cédula de segunda ocupación en Cataluña, el técnico debe verificar el cumplimiento de la normativa vigente en el momento que se edificó la vivienda, tomando como fecha de referencia la fecha de finalización de la obra, de la Escritura Pública o de registro en el Catastro.

El Decreto 141/2012 es  la normativa vigente sobre Condiciones mínimas de habitabilidad para obtener la cédula de habitabilidad, sea de primera o de segunda ocupación.

Las viviendas edificadas entre 2012 y 1984, se les debe aplicar la normativa vigente correspondiente en cada momento, que pueden consultarse en la web de la Generalitat. En “Formularis i documentació relacionada”  “Normativa aplicable per certificar l’habitabilitat .pdf”

Y para todo el parque edificatorio de viviendas anterior al 11 de agosto de 1984 se aplica el Anexo 2 del Decreto 141/2012. En nuestro próximo post hablaremos de este anexo, porque consideramos es de aplicación para obtener la cédula de segunda ocupación a una gran parte de las viviendas construidas.

Evolución de la normativa desde los años 80

En Catalunya la normativa sobre la habitabilidad y la cédula de habitabilidad se ha actualizado varias veces desde los años 80 hasta la actualidad.

Cuando una vivienda deba obtener la cédula de habitabilidad, el técnico que realize el trámite, comprobará en la visita a la vivienda, que cumple con los requisitos exigidos por la normativa vigente en la fecha que se construyó el inmueble vivienda. Por ello debe comprobarse la antigüedad de la misma, y en caso que no tenga cédula anterior caducada, deberá presentarse documento de acreditación de la antigüedad adjunto a la solicitud de cédula de habitabilidad presentada en la Agència de Habitatge de la Generalitat. Justificando así, cuál es la normativa que la vivienda cumple.

En otro post hablaremos de qué documentos son admitidos por la Agència de Habitage de la Generalitat para justificar la antigüedad de la vivienda

Si nos centramos en la obtención de la cédula de habitabilidad para viviendas usadas o de segunda ocupación, es decir, que no son nuevas o de obra nueva, tengan cédula de primera o de segunda ocupación caducada o no tengan cédula de habitabilidad; Nos encontramos que para la mayor parte del parque edificado, viviendas anteriores al 11 de agosto de 1984, es de aplicación el decreto sobre condiciones mínimas de habitabilidad para viviendas preexistentes, del cual hablamos y detallamos los requisitos en un post anterior.

En 1996 encontramos que la normativa de habitabilidad se deroga hasta dos veces; para viviendas posteriores a agosto de 1984 y hasta mediados de abril de 1996, es de aplicación el Nivel B del Decreto 274/1995. Mientras que para viviendas posteriores a dicha fecha y hasta mediados de setiembre del mismo año 1996, es de aplicación el Annexo 1 del Decreto 314/1996. A partir de setiembre y hasta mediados de febrero de 1999 la normativa vigente es el Anexo 1 del Decreto 314/1996.

A continuación está los Apartados 1 y 2 del Decreto 28/1999 en vigencia desde mediados de febrero de 1999 hasta finales del año 2003.

Desde dicha fecha hasta setiembre de 2009 es de aplicación los Anexos 1.1 y 1.2 del Decreto 259/2003.

Y desde entonces hasta noviembre de 2012 las condiciones de habitabilidad las determinó el Anexo 1 del Decreto 55/2009.

En la actualidad, y desde noviembre de 2012, es de aplicación el Decreto 141/2012, en sus distintos anexos, del 1 al 4, según si se trata de vivienda de obra nueva, usada, de protección oficial o intervenciones de rehabilitación.

Cabe indicar que las fechas indicadas son vigencia de las distintas normativas de habitabilidad, pero que su aplicación tiene unos márgenes de tiempo indicados en las mismas.

Condiciones de habitabilidad según la antigüedad de la vivienda

Las condiciones de habitabilidad que debe cumplir una vivienda dependen de cuando se construyó, como comentábamos en un post anterior. Cuando una vivienda deba obtener la cédula de habitabilidad, el técnico que visite la vivienda para tramitar la solicitud de la cédula de habitabilidad, comprobará que cumple con las condiciones de habitabilidad exigidos por la normativa vigente cuando se construyó la vivienda y para ello debe comprobarse antes su antigüedad.

Cuando la vivienda no tenga cédula anterior caducada, deberá entregarse un documento de acreditación de la antigüedad adjunto a la solicitud de cédula de habitabilidad presentada en la Agència de Habitatge de la Generalitat, de manera que quede demostrada cuál es la normativa de habitabilidad que la vivienda debe cumplir.

Según el Decreto 141/2012 existen varios documentos válidos para justificar la fecha de construcción o en su defecto la fecha de inscripción en el Registro de la Propiedad, etc.. alguna fecha inicial que indique la antigüedad, y por tanto las condiciones de habitabilidad exigibles

Sirven por tanto los siguientes documentos para presentar con la solicitud de la cédula de habitabilidad;

Primera incripción registral de declaración de obra nueva

Escritura pública donde conste el uso de vivienda

Aceptación de herencias

Certificado municipal acreditativo de la antigüedad como uso vivienda.

Licencia de obras o planos de licencia de obras.

Planos visados del proyecto de ejecución

Certificado final de obra visado

Certificado del Cadastro que justifique el año desde el que consta como uso vivienda.

Y sólo válido para viviendas unifamiliares; fotografia aérea del Instituto Cartográfico del año de construcción y fotografia aérea actual, o bien hoja del Cadastro OVC.

Otro documento expedido ante fedatario público.

Y en general se admite cualquier otro documento admitido en derecho que pueda ser acreditativo de la antigüedad de la vivienda.

De todo este listado de documentos que justifican las condiciones de habitabilidad exigibles, cabe indicar cuáles son más habituales o más fáciles de obtener.

Continuamos el post parte 1 sobre la normativa de habitabilidad exigible a una vivienda preexistente según su fecha de construcción.

DE todo el listado de documentos legales que justifican la antigüedad de la vivienda y la normativa de habitabilidad a cumplir, los más fáciles de obtener son;

Como primera opción está la escritura de la vivienda. Si el propietario tiene la escritura original, seguro que en ella estará indicada la fecha o el año de antigüedad. Y la copia de la escritura será perfecta para adjuntar en el trámite de solicitud de la cédula de habitabilidad.

En caso que el propietario tenga una escritura de compra venta que no sea la original, puede que la fecha de antigüedad esté indicada o puede que no.

Otro posible documento para determinar la normativa de habitabilidad a aplicar, en caso que en la escritura no quedara indicado, sería el certificado del Catastro;

Para casas, viviendas unifamiliares, se acepta la hoja de formato pdf de acceso público que se encuentra en la web del Catastro OVC.

Pero para pisos, viviendas plurifamiliares, este documento no es admitido como justificante de la antigüedad en la solicitud de cédula de habitabilidad. En este caso, el propietario deberá solicitar personalmente al Catastro un certificado, bien presencialmente iendo a recogerlo a cualquier “Punto de Información Catastral” presentando el DNI y la escritura, o bien vía internet por la web del Catastro sólo mediante acceso con DNI electrónico. Este certificado catastral incluye los datos del inmueble, que también están indicados en la hoja de acceso público del Catastro, más los datos de la propiedad de la vivienda.

Las direcciones de las oficinas de los Puntos de Información Catastral, están indicadas en su web. En algunas oficinas cobran por el certificado, mientras que en otras es gratuïto. Mientras que si se solicita vía internet, el certificado es siempre gratuïto.

Para viviendas unifamiliares es mucho más fácil que el propietario guarde la licencia de obras, planos visados, etc, e incluso como ya hemos comentado la hoja pública del Catastro es válida.

Esperamos éste post sobre la normativa de habitabilidad a aplicar en función de la antigüedad de su vivienda, le haya sido útil para solicitar su cédula de habitabilidad. Nos vemos en el próximo post. Un saludo.

Cédula habitabilidad para viviendas anteriores a 1984

Según este decreto la expresión mínima de una vivienda para obtener la cédula habitabilidad se compone de;  comedor , baño y un equipo de cocina, con una superficie útil de 20 m2 y una altura libre de 2,20 m. (Más adelante definiremos el “equipo de cocina”).

Detallar que la superfície útil es la superfície interior que se puede pisar, es decir sin contabilizar paredes, y siempre que tenga una altura mínima de 1,90 m.

El acceso a la vivienda debe ser desde el exterior, desde un espacio común como la escalera de la comunidad o desde un local exclusivo de la vivienda, nunca desde un local o negocio público.

Nuestra vivienda no debe tener problemas de estabilidad o seguridad estructural, no debe tener humedades y el suelo debe estar pavimentado.

El comedor  hará mínimo 10 m2 útiles, admitiendo dentro un cuadrado de 2,40×2,40 m en planta, y sin ningun estrangulamiento de paso inferior a 1,40 m de ancho dentro del espacio del comedor.

No debe haber ningun aparato higiénico en el comedor, es básico para la cédula habitabilidad. Y debe ventilar al exterior o a través de una galería, con una ventana  que desde los 0,80 m y 2 m de altura tenga un hueco de 0,80 m2  de superficie.

La cocina será mínimo “un equipo  de cocina”, formado por  un fregadero y un aparato de cocción eléctrico o de gas. No debe contener ninguna aparato higiénico del baño, y debe ventilar directamente a través de una ventana o un conducto vertical u horizontal con extracción forzada. Deberá también tener instalada una toma de agua fría y un desagüe por si se quiere instalar un equipo de lavado de ropa en la cocina.

Si el comedor y la cocina son una única pieza, la superfície mínima será 14 m2 y el hueco de ventana para ventilar 1,40 m2 entre 0,80 y 2 m de altura.

Los dormitorios harán mínimo 5 m2 útiles, admitiendo un cuadrado de 1,80x,80 m2 en planta , y no contendrán ningún aparato higiénico, equipo de lavado o lavadero. También ventilarán directamente al exterior o a través de una galería, con una superfície mínima de de hueco de ventana de 0,40 m2, entre los 0,80 y 2 m de altura.

El baño dispondrá mínimo de un lavabo, un water y una ducha o bañera, estas dos últimas tendran impermeabilizado suelo y paredes hasta altura 2,10 m, y el baño estará ventilado mediante ventana o conducto vertical o horizontal con extracción forzada.

Para la cédula habitabilidad se consideran “otras piezas” aquellas que son habitaciones sin la superfície mínima o sin la ventilación u otra condición necesaria para ser dormitorios.

La vivienda tendrá suministro de agua fría y caliente, instalación de saneamiento e instalación eléctrica, todo en buen estado.

Los desagües de aguas residuales llevarán sifón. Si no hay red pública de saneamiento, nunca se verterá al exterior las aguas residuales sin depurar antes.

La instalación eléctrica dispondrá de mínimo un interruptor de control de potencia,  un punto de luz con interruptor para cada espacio; un enchufe en cada dormitorio, dos enchufes en el comedor y también en la cocina, o cuatro enchufes si es cocina-comedor.

A grandes rasgos hemos enumerado las condiciones mínimas de habitabilidad que la mayoría de viviendas edificadas actualmente deben cumplir para obtener la cédula habitabilidad.

Cédula – viviendas entre agosto de 1984 y abril de 1996.

Actualmente para la obtención o renovación de la cédula de habitabilidad de viviendas preexistentes, que se construyeron posteriormente al 11 de agosto de 1984 y hasta mediados de abril de 1996, es de aplicación el Nivel B del Decreto 346/1983 y el decreto 571/1983 sobre el nivel de habitabilidad exigido a las viviendas.

Según esta normativa las viviendas se clasifican en reducidas o completas.

La vivienda reducida tiene una superfície útil superior o igual a 20 m2 y se compone como mínimo de una sala, un baño y permite la instalación directa de un equipo de cocina. Mientras que la vivienda completa tiene una superficie útil mínima de 32 m2 y se compone de sala, baño, una o más habitaciones y permite la instalación directa equipo de cocina.

Se contabiliza como superficie útil, aquella superficie que podemos pisar, y cuya altura libre es superior a 1,90 m.

El acceso a la vivienda debe ser desde el exterior, desde un espacio común como la escalera de la comunidad o desde un local exclusivo de la vivienda, nunca desde un local o negocio público.

Para desniveles interiores de acceso desde la calle al último piso vivienda del inmueble, superiores a 13,25 m, deberá haber un ascensor y para desniveles superiores a 20 m, dos ascensores.

Los accesos y las escaleras comunitarias tendrán un ancho mínimo de 0,90 m y será un espacio ventilado, con unas aberturas mínimas de 1 m2 en planta baja y planta superior. Las escaleras no tendran tramos de desnivel superior a 3,10 m, con escalones de altura máxima 19 cm y profundidad mínima 25 cm. Todos los desniveles superiores a 60 cm estaran protegidos.

Para obtener o renovar la cédula de habitabilidad existen más condicionantes para la fachada, acceso y espacios comunes e inmueble en general, que no entraremos a detallar.

Respecto a la vivienda en general, para obtener la cédula, básicamente no debe tener problemas de estabilidad o seguridad estructural, debe ser estanca a la lluvia, no debe tener humedades y el suelo debe estar pavimentado. Tendrá suministro e instalación de agua fría y caliente, instalación de saneamiento e instalación eléctrica, todo en buen estado.

Para obtener la cédula las instalaciones deberán cumplir los siguientes requisitos; La instalación de suministro de agua permitirá un consumo seguido de 50 litros a 40º C, 15 litros/minuto en la ducha y 10 litros/minuto en los otros aparatos. Y si no tiene suministro de agua de la red pública, dispondrá de un depósito de reserva de agua de mínimo 200 litros, o mínimo 150 litros por cada habitación que tenga la vivienda.

Los desagües de aguas residuales llevarán sifón. Si no hay red pública de saneamiento, nunca se verterá al exterior las aguas residuales sin depurar antes. Todos los aparatos sanitarios estarán conectados a desagües.

La instalación eléctrica no implicará peligro, dispondrá de mínimo un interruptor de control de potencia, un punto de luz con interruptor para cada espacio; un enchufe en cada dormitorio, dos enchufes en el comedor y también en la cocina, o cuatro enchufes si es cocina-comedor. Indicar también que habrá mínimo 3 enchufes en aquellas cocinas que el equipo de cocción sea eléctrico.

Este post es la continuación del post “La cédula- viviendas entre agosto de 1984 y abril de 1996. Parte 1”. Donde ya hemos enumerado las condiciones generales para obtener la cédula de los inmuebles vivienda construidos entre dichas fechas, según su normativa de habitabilidad aplicable, el nivel B del Decreto 346/1983 y Decreto 571/1983.

Estábamos comentando qué deben cumplir las instalaciones para poder obtener la cédula…

Los desagües de aguas llevarán sifón. Si no hay red pública de saneamiento nunca se verterá al exterior las aguas residuales sin depurar antes. Todos los aparatos sanitarios estarán conectados a desagües.

La instalación eléctrica no implicará peligro, dispondrá de mínimo un interruptor de control de potencia, un punto de luz con interruptor para cada espacio, un enchufe en cada dormitorio, dos enchufes en el comedor y también en la cocina, o cuatro enchufes si es cocina-comedor. Indicar también que habrá mínimo 3 enchufes en aquellas cocinas que el equipo de cocción sea eléctrico.

Sobre los requisitos mínimos que debe cumplir cada pieza que compone la vivienda;

El comedor, con un acceso de paso no inferior a 0,60 m, hará mínimo 12 m2 útiles, más 1 m2 por cada habitación, admitiendo dentro un cuadrado de 2,40×2,40 m en planta, y sin ningún estrangulamiento de paso en planta inferior a 1,40 m. La altura libre mínima en cualquier punto de la sala será de 2,25 m, y la altura libre media mínima será de 2,50 m.

No debe haber ningún aparato higiénico en el comedor, es básico para la cédula habitabilidad. Y debe ventilar al exterior directamente o a través de una galería, con una ventana que desde los 0,80 m y 1,80 m de altura tenga un hueco de 0,80 m2 de superficie de ventilación.

La cocina hará mínimo 5 m2 de superficie útil y si tiene o tiene prevista instalación de fregadero, ventilará al exterior directamente a través de una ventana o mediante un conducto vertical con extracción estática o conducto horizontal con extracción mecánica. Su mínima expresión es “un equipo de cocina”, formado por un fregadero y un aparato de cocción eléctrico o de gas.

No debe contener ningun aparato higiénico ni tener acceso directo a un espacio con aparatos higiénicos. Exceptuando el fregadero que si puede estar en la cocina. Deberá también tener instalada una toma de agua fría y un desagüe por si se quiere instalar un equipo de lavado de ropa en la coucina. Encima del equipo de cocción habrá una campana extractora con ventilación vertical estática u horizontal forzada.

Si el comedor y la cocina son una única pieza, la superficie mínima será de 14 m2.

 Para solicitar la cédula de vivienda usada, las habitaciones, serán piezas independientes, es decir que para acceder a ellas no debo circular por otra pieza. Cada habitación tendrá un acceso libre de paso igual o superior a 0,60 m, hará mínimo 5 m2 útiles, admitirá un cuadrado de 1,80x,80 m2 en planta , y su altura libre mínima en cualquier punto será de 2,25 m, y la altura libre media mínima será de 2,50 m. Ventilará directamente al exterior o a través de una galería, con una superfície mínima de hueco de ventana de 0,20 m2, entre los 0,80 y 1,80 m de altura. Y no contendrá ningún aparato higiénico, equipo de lavado o de cocina.

El baño dispondrá mínimo de un wáter, lavabo, y una ducha o bañera, dispuestos en una o más piezas. La ducha o bañera tendran impermeabilizado suelo y paredes hasta altura 1,50 m, y el baño donde esté el wáter estará ventilado mediante ventana o conducto vertical o horizontal, con extracción forzada si es conducto vertical.

Se considera galería aquél espacio que no sea otro tipo de pieza, como sala, cocina, habitación… que ventila directamente al exterior y cuya superficie de fachada ventilada sea igual o mayor a la superficie en planta de la galería.

Para la cédula habitabilidad de vivienda usada se consideran “otras piezas” aquellas que no cumplen los requisitos para ser sala, cocina, sala-cocina, habitación o cambra higiénica.

Con este rápido e intenso repaso, hemos enumerado las principales condiciones mínimas de habitabilidad para solicitar o renovar la cédula de vivienda usada, que las viviendas edificadas posteriormente a agosto de 1984 y hasta abril de 1996 deben cumplir para poder obtener la cédula habitabilidad.

Cédula de segunda ocupación entre abril/septiembre de 1996

Para renovar u obtener la cédula de segunda ocupación, de aquellas viviendas cuyo permiso de obras se presentó entre abril y setiembre de 1996, debe aplicarse el Anexo 1 Decreto 274/1995, vigente en este breve plazo de tiempo.

Para obtener o renovar la cédula de habitabilidad es importante también cumplir las condiciones mínimas para el inmueble en general, la fachada, el acceso y los espacios comunes, éstos son los parámetros de vamos a detallar en este primer post de tres;

Igual que su normativa antecesora, éste decreto de habitabilidad clasifica las viviendas en completas o reducidas, cuya diferencia básica es si tienen o no habitaciones.

La vivienda completa tiene una superficie útil mínima de 32 m2 y se compone de sala, baño, una o más habitaciones (una de las cuales mínimo debe hacer 10 m2) y permite la instalación de un equipo de cocina y de uno de lavado de ropa.

La vivienda reducida tiene una superficie útil mínima de 20 m2 y se compone como mínimo de las siguientes piezas; una sala, un baño, permite la instalación directa de un equipo de cocina y de un equipo de lavado de ropa.

El Anexo 1 Decreto de habitabilidad 274/1995 destaca por haber aumentado la superfície mínima de las habitaciones y la sala, así como sus superficies de ventilación.

Se contabiliza como superficie útil, aquella superficie que podemos pisar, y cuya altura libre es superior a 1,50 m.

El número máximo de piezas de la vivienda no superará la cifra obtenida de dividir la superficie útil interior entre 10. Fórmula N≤Su/10.

El perímetro mínimo de la fachada en metros lineales debe ser igual o superior a la superfície útil interior dividida entre 8. Fórmula; P ≥ Su/8.

El acceso a la vivienda debe ser desde el exterior, desde un espacio común como la caja de escalera comunitaria o desde un local propio, pero en ningún caso desde un local público.

El número de ascensores que debe haber en el inmueble, dependerá de la altura del edificio o número plantas o de viviendas. Habrá un ascensor en edificios con desniveles interiores de acceso desde la calle al último piso vivienda del inmueble superiores a 12 m, más de 3 plantas o más de 12 viviendas. Dos ascensores si el desnivel es superior a 21 m, más de 6 plantas o 24 viviendas. Y si se supera los 36 viviendas, se deberá instalar otro ascensor más por cada 12 viviendas o fracción.

Los accesos y las escaleras comunitarias serán espacios ventilados, con unas aberturas mínimas de 1 m2 en planta baja y planta superior, y en ésta última planta la ventilación será permanente. Las escaleras no tendrán tramos de desnivel superior a 3,20 m, con escalones de altura máxima 18,5 cm y profundidad mínima 27 cm ( medida a 40 cm de la línea interior del pasamano).

Todos los desniveles superiores a 60 cm estarán protegidos con una protección vertical mínima de 1 m y no escalable.

Respecto a la vivienda en general, para obtener la cédula, básicamente no debe tener problemas de estabilidad o seguridad estructural, debe ser estanca a la lluvia, no debe tener humedades y el suelo debe estar pavimentado. Tendrá suministro e instalación de agua fría y caliente, instalación de saneamiento e instalación eléctrica, todo en buen estado.

Para obtener la cédula, las instalaciones deberán cumplir los siguientes requisitos; La instalación de suministro de agua permitirá un consumo seguido de 50 litros a 40º C, y 10 litros/minuto. Y si no tiene suministro de agua de la red pública, dispondrá de un depósito de reserva de agua de 150 litros por cada habitación que tenga la vivienda.Y habrá llave de paso para la red de agua, en cada pieza húmeda, baños y cocina, y otra llave general de la vivienda. Si no hay red pública de saneamiento, nunca se verterá al exterior las aguas residuales sin depurar antes. Todos los aparatos sanitarios estarán conectados a desagües.

Debe haber en la vivienda mínimo un punto de suministro de red de telefonía y otro de radio y televisión.

Y si hay un espacio destinado a tender la ropa, debe ser un espacio exterior fuera de la visión de la vía pública.

La instalación eléctrica no implicará peligro para las personas, dispondrá de mínimo un interruptor de control de potencia, un punto de luz con interruptor para cada espacio; un enchufe en cada dormitorio, dos enchufes en el comedor, tres en la cocina, o cuatro cuando el equipo de cocción es eléctrico, y cinco enchufes si hay cocina-comedor.

Con éstas cuatro explicaciones hemos detallado los requisitos más generales que debe cumplir la vivienda usada para obtener la cédula de segunda ocupación. En los post 2 y 3 hablaremos de los requisitos de habitabilidad que debe cumplir cada espacio o pieza de la vivienda.

El comedor o sala tendrá un ancho mínimo de acceso de 0,80 m, en planta hará mínimo 12 m2 útiles, más 2 m2 más, por cada habitación que haya en la vivienda, y admitirá un espacio en planta de 2,40 x 2,40 m, sin ningún estrangulamiento de paso inferior a 1,40 m. La altura libre media mínima será de 2,50 m.

Y debe ventilar directamente al exterior o a través de una galería. Con una ventilación de 0,80 m2 entre los 0,80  y 1,80 m de altura tenga

La instalación eléctrica estará en buen estado, sin ser un peligro para las personas. Habrá mínimo un punto de luz con un interruptor, y dos enchufes.

La cocina hará igual o más de 5 m2 de superficie útil, con un ancho mínimo de acceso de 0,70 m,  y una altura media libre de 2,10 m.  El equipamiento mínimo es “un equipo de cocina”, es decir, un fregadero y un aparato de cocción eléctrico o de gas.

Ventilará al exterior directamente a través de una ventana o mediante un conducto vertical con extracción estática o conducto horizontal con extracción mecánica.

Dispondrá de instalación de agua fría y caliente sanitaria y de instalación de desaguë de aguas residuales, mínimo para el fregadero. Y deberá también tener instalada una toma de agua fría y un desagüe por si se quiere instalar un equipo de lavado de ropa en la cocina. Encima del equipo de cocción habrá una campana extractora con ventilación vertical estática u horizontal forzada.

No debe haber ningún aparato higiénico, váter, ducha o bañera, en el comedor ni en la cocina, ni tener acceso directo a un espacio con aparatos higiénicos, es básico para la cédula de habitabilidad.

Sobre la instalación eléctrica, siempre en buen estado, habrá mínimo 3 enchufes en la cocina, o 4 si el equipo de cocción es eléctrico.

Si el comedor y la cocina son una única pieza, la superficie mínima será de 16 m2, y dispondrá de 5 enchufes como mínimo.

En la tercer y último post, os explicaremos los condiciones de habitabilidad que las habitaciones y los baños de las viviendas deben cumplir para poder obtener la cédula.

Acceder a ellas no debo cruzar otra pieza. Cada habitación tendrá un acceso libre de paso igual o superior a 0,70 m, hará mínimo 6 m2 útiles, admitirá un cuadrado de 1,90×1,90 m2 en planta , y su altura libre media mínima será de 2,50 m. Ventilará al exterior, bien directamente o bien a través de una galería, con una superfície mínima de hueco de ventana de 0,40 m2, entre los 0,80 y 1,80 m de altura. Y dentro de la habitación no habrá ningún aparato higiénico, equipo de lavado o de cocina, es básico para obtener la cédula de habitabilidad.

Se consideran habitaciones individuales aquellas con una superficie inferior a 10 m2, aunque siempre harán mínimo 6 m2. Y habitaciones dobles aquellas que tengan una superficie igual o mayor a 10 m2.

El baño estará equipado con un wáter y una ducha o bañera, que pueden estar o no en el mismo cuarto. En cambio el  lavamanos puede estar dentro o fuera del mismo baño. El ancho de paso de la puerta del baño será mínimo de 0,70 m, y su altura libre mínima media 2,10 m. El suelo y paredes del entorno de la ducha o bañera estarán impermeabilizados hasta una altura de 1,90 m. Y el baño donde esté el wáter y/o la ducha o bañera estará ventilado mediante ventana o conducto vertical o horizontal, con extracción mecánica en caso de ser conducto horizontal.

La galería es aquella pieza que no es sala, cocina, habitación…etc, ventila directamente al exterior y su superficie de fachada ventilada (ventanas) no es inferior a su superficie en planta.

Las galerías y otros cuartos que no son sala, cocina, sala-cocina, habitación o baño, por ejemplo, un almacén, son considerados “otras piezas” en el certificado de habitabilidad.

Estas son las principales condiciones mínimas de habitabilidad para solicitar o renovar la cédula de vivienda usada, en las viviendas edificadas entre abril y setiembre de 1996.  Hasta pronto.